Invertir tu dinero en el lugar correcto para generar un retorno de inversión a mediano y largo plazo es una decisión que hay que fundamentar para tomar de manera inteligente. Si entre tus planes está en invertir en un terreno, pero aún tienes dudas o deseas más información sobre esta opción, en este artículo te explicaremos los tipos de lotes que hay y que diferencias hay entre ellos para que puedas tomar la decisión más acertada a tus necesidades.

En primer lugar, debes saber que invertir en tierra es una opción que siempre tendrá un retorno de inversión de mediano a largo plazo gracias a la plusvalía la cual incrementa año con año, por lo que representa una gran oportunidad para hacer crecer tu dinero y formar tu propio patrimonio.

En segundo lugar, es importante que tengas un objetivo claro y perfilado a tus principales necesidades. ¿Deseas que sea el patrimonio familiar?, ¿deseas hacer un negocio?, ¿Quieres incrementar tus ganancias?, son alguna de las preguntas que tienes que hacerte para saber que tipo de lote va contigo y con tus objetivos.

¿Lotes de inversión o lotes residenciales? 

 Los lotes de inversión son terrenos que no han sido alterados de ninguna forma, se concentran en zonas sin urbanización en los alrededores, lo cual los hace más económicos, dichas áreas son planificadas y concentran un gran potencial de desarrollo económico para los próximos años, lo cual hace que su valor incremente con el paso del tiempo.

Comúnmente, los lotes de inversión son económicos, no cuentan con servicios y su costo de mantenimiento es nulo o muy bajo.

Por otra parte, los lotes residenciales son pedazos de tierra, que se encuentran en zonas con una urbanización en crecimiento, cuentan con los servicios necesarios como: Energía eléctrica, calles pavimentadas, agua potable, entre otros. Estos terrenos, como su nombre lo indica, están planeados para construir residencias y están pensados para personas que buscan diseñar su propio espacio.

A diferencia de los lotes de inversiones, los terrenos residenciales cuentan con un valor más alto, por lo que su plusvalía no aumenta de forma tan veloz como un lote de inversión.

Ahora que ya sabes la principal diferencia entre estos dos tipos de lotes, veamos otras características:

Inversión 

En cuanto a inversión se trata, los lotes industriales son muy asequibles, lo cual representa una ventaja si tu presupuesto es limitado. ¿Por qué son más accesibles? Ya que como te lo comentamos antes, este tipo de terrenos no incluyen servicios, ni una infraestructura preparada como calles pavimentadas, cimientos hidráulicos, bardas perimetrales, entre otras amenidades, sin embargo esto no quiere decir que en el futuro no vaya a haber ese tipo de servicios, los habrá, solo que llegaran cuando la zona tenga un mayor crecimiento. La gran ventaja con estos lotes, es que tu dinero crece a largo plazo gracias a la plusvalía del lugar.

Por otra parte, el precio de los lotes residenciales es un poco más elevado, ya que a diferencia de los lotes de inversión, estos si cuentan con la infraestructura necesaria para que puedas construir tu casa y hacer uso de todos los servicios disponibles. Otro punto importante es que este tipo de lotes ya se encuentran establecidos en zonas desarrolladas  cerca de hospitales, escuelas, universidades y centros de entretenimiento.

Mantenimiento

Un lote de inversión suele ser la opción perfecta para quien desea invertir con poco presupuesto. Una de las principales ventajas de este tipo de lotes es su costo de mantenimiento, ya que en ocasiones son muy bajos o prácticamente nulos, gracias a que es tierra inalterada y no necesitan muchos cuidados, por lo que puedes estar tranquilo, tu dinero estará trabajando y aumentando año con año.

A diferencia de un lote de inversión, un lote residencial requiere mantenimientos mínimos, ya que si cuentas con todos los servicios, la inversión será su manutención. Por lo regular, los lotes residenciales se encuentran dentro de privadas, por lo que viene integrada una cuota de mantenimiento, ya sea anual o mensual, dependiendo del desarrollo.

Debes saber que sea cual sea la inversión que decidas hacer, debes contemplar los gastos notariales y tu pago predial anual.

Seguridad

Adquirir un lote residencial o de inversión siempre serán inversiones en las que tu dinero estará seguro, ya que son inmuebles que no se devalúan con el tiempo, sino por el contrario su valor incrementa año con año gracias a la plusvalía y con ello también llegan los rendimientos y el retorno de inversión a tu bolsillo, por ello, estos tipos de inversión siempre serán de bajo riesgo.

desur_inversion

Sin embargo, aunque esta opción sea una de las más seguras, debes tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Infórmate en saber a quién le estás comprando y si la situación legal está en orden, en particular con los lotes de inversión, ya que los lotes residenciales es más común que estén en regla.
  • Asesórate bien con tu notario y  con un asesor inmobiliario profesional que te guíen en cada paso de la compra. 
  • Asegúrate que las escrituras y el papeleo correspondiente queden a tu nombre.

En nuestro blog “¿Cómo sé que mi inversión inmobiliaria tiene certeza jurídica?” te explicamos más información al respecto.

Si entre tus planes está formar una casa a tu gusto para ti y tu familia con excelentes amenidades y servicios, en una zona desarrollada cerca de establecimientos como hospitales, universidades, escuelas, supermercados y centros de entretenimiento, definitivamente la mejor opción para ti es un lote residencial.

Más sin embargo, si deseas hacer una inversión que te genere rendimientos en un período de mediano a largo plazo, un lote de inversión es para ti.

En Desur este mes celebramos el lanzamiento de Hacienda Kikteil, un desarrollo de lotes residenciales dentro de una hacienda del Yucatán Moderno con grandes y únicas amenidades como: jardín de usos múltiples, piscina, bar, kids & juniors club, deportivo, estacionamiento y más. Descubre más de este desarrollo aquí.